Sexo: Breve historia de los anticonceptivos

A través de los siglos, hombres y mujeres han
buscado métodos anticonceptivos eficaces. Han ensayado diferentes métodos y
muchos han fallado. Algunos han sido dolorosos y otros cómodos, unos ineficaces
y otros eficaces. De todas maneras diferentes métodos han pasado de generación
en generación.

Un método de vieja data fue el natural. En el pasado
las mujeres descubrieron que amamantar a sus hijos durante dos o tres años
después del parto, les podía suprimir la ovulación y evitarles la preñez. Otros
métodos eran el "coitus reservatus" o sea que el hombre evitaba la
eyaculación durante el coito y el "coitus interruptus", esto es que
el hombre retiraba el pene de la vagina de la mujer y eyaculaba fuera de ella.

El método del ritmo consistía en no tener coito durante el período de ovulación
de la mujer. El problema es que no se conocía cuáles eran los días fértiles e
infértiles de la mujer. Por ejemplo, el ginecólogo griego Soranus, del siglo II
antes de Cristo, decía que las mujeres eran fértiles durante la ovulación, pero
afirmaba erróneamente que el período de ovulación correspondía al de la
menstruación. Los investigadores no pudieron determinar sino hasta 1930 cuáles
eran los días fértiles en la mujer. Debido a la falta de conocimientos en el
área de la contracepción, la mayoría de las mujeres recurrían a varias pócimas
y rituales.

El aceite de oliva, la pulpa de granada, la ginger y
el jugo del tabaco se usaban con frecuencia para irrigar la vagina. En la mayoría
de los casos estas prácticas solo tenían como efecto matar algunos o retrasar
la llegada de los espermatozoides al óvulo. Algunas mujeres usaron excrementos
de cocodrilo mezclados con miel o con la resina de algunos árboles y hacían una
especie de crema que introducían en la vagina antes del coito.

La historia de los
anticonceptivos orales
es tan bizarra
como la de las pócimas que se usaron. Muchos anticonceptivos orales no eran
otra cosa que bebidas inocuas que contenían aceites, frutas, granos y otras
especies vegetales. Soranus sugería que las mujeres usaran el agua que
desechaban en las herrerías después de usarla para enfriar el hierro al rojo.
Otro anticonceptivo oral era la orina o vísceras de animales que mezclaban con
ínfimas cantidades de mercurio, arsénico o estricnina.

Ciertos métodos implicaban una serie de movimientos
corporales que pretendían expeler el semen de la vagina. Soranus les
recomendaba a las mujeres griegas que dieran siete saltos hacia atrás después
del coito. A las mujeres europeas se les recomendaba que empujaran e hicieran
rotar la rueda de un molino cuatro veces a media noche.

Las duchas también se
usaron para el control natal
. Las
prostitutas francesas usaban desde 1600 jeringas para duchar la vagina después
del coito. Este era un método rara vez eficaz a menos que el contenido de la
ducha fuera ácido.

En el pasado las
barreras aislantes
se consideraron lo más efectivo. La barrera
evitaba que el semen llegara al óvulo. Las esponjas de mar envueltas en una
tela suave de algodón y empapadas de vinagre o de jugo de limón se introducían
en la vagina para que actuara como espermicida. A veces simplemente se metían
en la vagina medio limón. No faltaron las mujeres que se introducían pequeñas
tablas de madera que solo sirvieron de instrumento de tortura. Las mujeres
orientales usaron papel encerado para "cubrir la cervix" y las
mujeres europeas usaron cera de abejas.

Los historiadores atribuyen a los árabes la
invención del dispositivo intrauterino.
Para evitar la preñez de los camellos en las largas travesías por el desierto,
les colocaban a las hembras un aro en el útero. Lo que hacía el aro era
producir una infección leve en el útero que impedía la fertilización y la
fijación del óvulo.

Antes de los dispositivos intrauterinos modernos se
usaron unos que se colocaban en la vagina con una parte penetrando la cervix a
la entrada del útero. El ginecólogo alemán Grafenberg desarrolló en 1920 uno a
partir de tripa y alambre de plata. En 1965, las mujeres usaron dispositivos
intrauterinos de polietileno pero solo podían usarlo aquellas que ya habían
tenido al menos un hijo. Luego en los años 1970s, los dispositivos de cobre se
hicieron muy populares pues lo podía usar cualquier mujer adulta.

Las mujeres no fueron las únicas en usar alguna forma
de contracepción. Los antiguos egipcios usaron una forma primitiva de condón elaborado
con telas o con intestino de animales. En el siglo XVII el rey Carlos II
encomendó la elaboración de un sistema de protección similar fabricado a partir
de tejido animal. A finales del siglo XIX el descubrimiento de la vulcanización
del caucho hizo posible que en el
siglo XX se popularizara el uso de condones de látex
. A
principio de la década de los 90´s se inventó el condón femenino para que las
mujeres lo introdujeran en su vagina. En los países de escaso desarrollo
económico se utilizan hoy en día métodos quirúrgicos de esterilización como la
vasectomía en los hombres y ligar las trompas de Falopio en las mujeres.

 De Info-Pene

Esta entrada fue publicada en Sexo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s